Posteado por: necesitamosunbarcomasgrande | 1 diciembre 2009

Fallece Paul Naschy (1934-2009)

El veterano actor y director Jacinto Molina, más conocido por su “alias” artístico de Paul Naschy, astro de culto del cine de terror español de los 60 y 70, con decenas de distintos personajes tan propios del género como el hombre lobo, Drácula, Mr Hyde y algún que otro jorobado, ha fallecido este martes 1 de diciembre en Madrid, víctima de un cáncer a los 75 años. Deja un próximo film póstumo, La herencia Valdemar, y una enorme lista de admiradores en todo el mundo, entre ellos Quentin Tarantino  o Steve Spielberg.

Y eso que hace muy poquito, en nuestro programa A través del espejo de UNIRADIO , teníamos la oportunidad de hablar de la vasta producción existente de películas sobre licántropos y hombres lobo. Un estudio que comenzaba con una reflexión histórico-mágica del mito del hombre lobo, pasando por los antecedentes literarios y comenzando por los primeros ejemplos en cine hasta llegar a la fecha actual. En ese recorrido hicimos un inciso para destacar la figura de Paul Naschy, trabajo que recayó en manos del compañero Alfonso Merelo, quien nos reveló que tanto el nombre artístico de Naschy como el de su personaje Waldemar Daninsky fueron una estrategia para eludir la censura franquista que no veía con muy buenos ojos que un hijo español encarnase la mitica figura del licántropo que acecha a la masa en noches de luna llena. Oportunidad que también servía para informar de la aparición de una biografía muy completa realizada por la revista Scifiworld.

Naschy estudió Arquitectura en Barcelona, fue diseñador de cubiertas para empresas discográficas, dibujante de cómic, escritor de novelas del Oeste bajo pseudónimo y siete veces campeón de España de Halterofilia; desde pequeño quedó impactado por las películas de la Universal y el cine no tardó darle su sitio: actuó como «extra» en los largometrajes «Rey de Reyes» (1961), «55 días en Pekín» (1963) y «El último gladiador» (1964) y tuvo un papel más amplio en «Agonizando en el crimen» (1967).
Pero no fue hasta 1968 cuando debutó como protagonista en el filme de Enrique Eguiluz «La marca del hombre lobo», un personaje que marcó su trayectoria y que el actor llegó a encarnar una docena de veces. No en vano era su monstruo predilecto por su cercanía «al hombre común». Paul Naschy, madrileño y de nombre real Jacinto Molina Alvarez, era apodado el «Boris Karloff» español, aunque le costó décadas lograr el reconocimiento en su país, donde hasta 2001 no recibió la Medalla de Oro al Mérito en Bellas Artes, mientras en el extranjero sus seguidores ya eran legión.
 
Los compañeros de Paul Naschy en su última película, La herencia Valdemar, -rodada hace un año y cuyo estreno será en enero- declaraban que Naschy era «un hombre extraordinario y un apasionado de su trabajo», y a quien agradecen el haber compartido con ellos «sus infinitas anécdotas» vividas a lo largo de toda su carrera. El cineasta José Luis Alemán, director del filme-quien para debutar ha decidido adaptar al maestro Lovecraft- se mostró «sorprendido» por la noticia, ya que «aunque la esperábamos porque padecía un cáncer en su forma más grave desde hacía un año, se nos ha ido muy rápido». Alemán asegura que trabajar con él fue «una gozada» y admite que la cinta es, en realidad, «un homenaje» al actor, «el motor del cine fantástico clásico español». «Paul fue la incorporación más clara que teníamos para la película por ser ésta un filme de terror de corte clásico. Él es, sin duda, el mejor maquinista del cine fantástico español», afirma el director y guionista, quien recuerda que durante el rodaje «mandábamos el ensayo a paseo para que Paul nos contara todas sus anécdotas»
 
Sobre su importancia en el género de terror, Alemán lamenta que su figura «no haya sido reconocida en España como se merece», algo que sí ha sucedido, en su opinión, en países como Alemania, Estados Unidos o Japón. «Quentin Tarantino siempre ha dicho que uno de sus proyectos pendientes es hacer una biografía sobre Paul. Incluso -reseña el director-, la Academia del Cine Americano dijo en su día que los únicos mitos del cine fantástico clásico fueron Christopher Lee y Paul Naschy».
 
Aquellos que le conocían aseguraban que Naschy tenía mucho planes, tenía escritos para rodar y dirigir, era un entusiasta de su trabajo, un trabajador neto y estaba a pnto de estrenarse como abuelo de una niña a la que bautizarán como Paula en honor al actor. Una de las últimas veces que le vieron fue en Sitges, donde el equipo de La herencia Valdemar presentó el tráiler de la película. «Él ya estaba muy enfermo -señalan-, y los médicos le recomendaron no acudir… pero él quiso ir porque era consciente de que el público lo esperaba. Entonces subió al escenario e hizo un discurso precioso. Cuando terminó, nos dijo que el calor de su público era para él como la sangre para un vampiro. Paul era un hombre de cine».
 
En esa misma línea, José Luis Alemán asegura que Naschy fue «el alma del fetival». «Sin él, Sitges no sería Sitges. Así de importante es Paul Naschy para el cine fantástico».
 
Paul Naschy, descanse en paz.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: